viernes, 22 de junio de 2012

ABADESSA EMMONA (Castellano)



Abadessa Emmona...

Este nombre se me quedará grabado en la mente.
La historia empieza cuando lees información de una carrera, y de repente tienes ganas de correrla algún día.
Una historia que seguro muchos de vosotros conocéis.
Llevo ya muchos años, con esta cadencia... recibir información, leerla, hacer una pequeña marca dentro de ti, y luchar para conseguir correr esa carrera, o llevar a cabo ese proyecto...
Pues bien, esta era una de esas carreras.
Este año, además era Campeonato de Catalunya, y me hacía especial ilusión, enfrentarme a los mejores de mi tierra.
Por eso, me inscribí este año.
He pasado un mal inicio de temporada, con varias molestias musculares que aún no se han ido. No he podido entrenar ni tanto ni como a mi me hubiera gustado, con placer y con libertad de hacer lo que a mi me gustara.
De hecho la semana anterior, dudaba de si participar o no.
Pero a veces, cuando uno ya ha tomado una decisión... no hay vuelta atrás. Vas andando el camino, sin parar, sin saber muy bien el porque no paras... pero tu sigues.
Al final, sin preparar muy bien la carrera, me encontré en Sant Joan les Abadesses, el día antes de la carrera.
Tenía la sensación de no haber preparado suficiente la carrera, de no haber entrenado suficiente... supongo que son sensaciones que nos acompañan cuando queremos preparar bien una carrera importante, nunca tienes suficiente....
Pero, como siempre cuando te dan un dorsal... TODO CAMBIA!!!!




Al salir, nadie quería colocarse en primera fila, nadie quería coger la cabeza de carrera... todos esperábamos que alguien saliera y marcara el ritmo...
Yo salí, y no pensé en nada más que correr a mi ritmo.
En pocos minutos, me di cuenta de que mis fuerzas ese día, no eran las que necesitaba para estar delante...veía como la gente corría en lugares donde yo no podía, y eso me hundía...
Supongo que cuando deseas una cosa, y de repente te das cuenta de que no puedes conseguirla, pierdes un poco la cabeza...
Sin ir más lejos, estos últimos tres meses, han sido un querer y no poder. Querer entrenar, y darte cuenta de que tu cuerpo no acepta la carga, que no se recupera...
Siempre, pero, queda agarrarse al “mantra! De: COME Y BEBE.
Creo totalmente, que todos los males desaparecen si eres capaz de comer y beber..., otra cosa, es saber el tiempo que necesitas haciendo esto (comer y beber) para que los males desaparezcan!!! jeje
Yo confié en mi, en mi cabeza, en mi experiencia en carreras largas, para remontar lo que en principio parecía muy difícil.
Conseguir que mi cuerpo corriera al ritmo de siempre, aquel que me ha dado tantas y tantas horas de buenas sensaciones
Empecé controlando a los primeros, intentando que no se me escaparan. En el coll dels Tres Pics, ellos hicieron una parada más corta que yo y se me fueron.



Me quedé de 4º, viendo como iban colocando mas terreno de por medio, notando como el sol, me castigaba... viendo como mi reloj, confirmaba, que la distancia que yo veía iba creciendo.
Aguanté como pude, pero cuando vi que mis piernas no iban en las bajadas, que es uno de mis puntos fuertes... me desanimé.
Al llegar a Nuria, la deshidratación era ya una realidad, pero como no era capaz de engullir nada, decidí salir a por todas.
Salí el 3º, pues hice el avituallamiento más rápido que el hasta entonces 3º, Juan Jose Oliva, y muy cerca del 2º, Jaume Folguera.
Pensé en que quizás estaba precipitándome un poco, pero pensé que no ganaría nada esperando encontrarme bien.
Subí bastante bien, mejor que la subida anterior. Antes de llegar a la mitad de la subida al Puigmal, pasé al 2º y veía como recortaba tiempo al 1º.




Seguí subiendo a mi ritmo, y fue al empezar la bajada, cuando las sensaciones volvieron...
Eso me dio alas!!!
En las subidas, no iba muy bien, pero a esas alturas, ya nadie iba... bien. Al recuperar las sensaciones bajando, sabía que llegaban las opciones de ganar la carrera!!!
Pero... después de recuperar el tiempo respecto al 1º, y pasarlo, me equivocaba en un cruce...
Llegue a perder 11 minutos!!!
Pasé de estar de 1º y cogiendo minutos a todos, a 2º en medio de todos otra vez!!
El golpe psicológico fue duro, muy duro. Me puse nervioso, la cabeza me jugo malas pasadas y todo volvía a ser una pesadilla.
Calor, dolor de barriga... boca seca...
Al llegar a Planoles, Jordi Martín, que lideraba la carrera, aún estaba allí. Me preguntó por lo ocurrido...
“Me perdí” le dije.
El siguió con su trabajo, dura subida a Coma Ermada.
Y yo como un loco, detrás suyo, demasiado nervioso para valorar la situación de ese momento.
Además todo coincidía, y antes de yo salir de Planoles, llegaban el 3º,4º y 5º!!!
Todos estábamos en un pañuelo.
Fuimos todos a nuestro ritmo, yo pasando mucho calor, pero recuperando tiempo con el 1º clasificado.
Al llegar a su altura, le pregunté por una fuente, y me contesto que teníamos una en pocos minutos.
Yo me senté al lado de la fuente, y me obligué a comer alguna cosa antes de salir, llené el camel, y vi pasar a Jaume.
Se fue sin parar, mientras Jordi y yo, seguimos hidratándonos.
Al empezar a caminar, vi llegar a Juan y Albert, un buen amigo, que estaba haciendo una muy buena carrera.
Estábamos todos en un pañuelo...
Alcancé a Jaume al empezar al bajada, lo pasé y me fui.
Intenté marcar un buen ritmo hasta Campelles, pero mi ritmo oscilaba entre bueno y malo según estaba corriendo por la sombra o debajo el sol!!
Al llegar a Campelles, pedí a mis asistentes poder comer en Ribes de Freser, y no allí.
Estuve unos 6 minutos parado en Ribes de Freser.
A los 3 minutos llegó Jaume, que no paró y se fue.
Estuve 3 minutos a más comiendo y hidratándome, luego salí a por él.
Durante la subida al Taga, perdí 2 minutos más al perder las cintas... y 3 que ya llevaba... 5!!!
Me parecía mucho tiempo para recuperar en una sola subida.
Tenía la ligera sensación, de que mis bajadas eran más rápidas que las de Jaume, pero tampoco mucho...
No hacía más que calcular los kilómetros, desniveles, diferencias,.. cuando de repente, en las últimas pendientes antes de llegar a la cima, lo vi.
Observe un punto por el que el pasaba, y calculé el tiempo de diferencia... 2'56''
En poco tiempo, lo alcanzaba, y me sorprendió su pregunta...: “ te perdiste?”
Yo: “Si!!”
Mantuve el ritmo, y creo que pasamos con una diferencia de 1 minuto por la cima del Taga, última subida de la carrera!!
Bajé al collado de Jou, donde estaba el último punto de control, tenía los minutos suficientes para hacer un avituallamiento rápido.
Salí primero, haciendo cálculos de los kilómetros que quedaban, desniveles, y ritmo al que era capaz de hacerlos. Me concentré y fui a por todas.  




Al final, llegué a Sant Joan de les Abadesses, con 15h57'47''.
A10'12'' entró Jaume Folguera, y a 21'02'' Juan José Oliva.

Justo, justo!!!




Me gustaría agradecer a mis asistentes, mayoritariamente familiares míos, que me ayudaran tanto en esta y las otras carreras.

Me cuidáis muchísimo, y conseguís que estas carreras, sean muy especiales para mi!!!
Un abrazo muy grande!!!
Y MUCHAS GRACIAS!!!!

1 comentario:

  1. Li o texto sem tradutor. gostei do que li. Parabéns, campeão!
    Beijos

    ResponderEliminar